Saltar al contenido

8 Cosas que un buen hombre nunca hará en una relación

Una persona nunca puede ser juzgada sobre la base de un estándar de bondad; no hay un criterio específico para medirlo.

Al hablar de “hombres buenos” no me refiero a humillar o hacer caso omiso de cualquier tipo particular de hombres como “malos” o “indeseables”. Sin embargo, definitivamente hay algunas cualidades notables que, cuando un hombre las posee, resultan beneficiosas para una relación.

Como hombre, o posees estas cualidades o no. No hay término medio para ello. La dura verdad es que un caballero genuino actúa de manera que influye positivamente en la relación y así es como llegamos al concepto de que tipo de comportamiento se espera de un hombre bueno en una relación.

A continuación te mostraremos 8 cosas que un buen hombre evitará hacer por el bien de la relación.

1. Un buen hombre nunca te hará sentir insegura.

Es innegable que las personas a menudo se sienten inseguras en una relación. La inseguridad en una relación puede surgir por varias causas: por algunos conflictos internos no resueltos o puede ser externa, en función de cómo tu pareja te está haciendo sentir.

Un hombre, que tiene buenas intenciones, nunca te hará sentir insegura.

Incluso si el problema está aumentando debido a la baja autoestima de la pareja, un buen hombre no aumentará tus inseguridades. Lo más importante es que él te brindará toda la atención que te mereces, la constante tranquilidad y la consideración positiva para que te sientas segura en la relación.

Un buen hombre se asegurará de que su pareja comprenda que su espacio es exclusivo y que no tiene que competir con otras personas para asegurar un lugar en su corazón.

2. Un buen hombre nunca limitará tus potencial.

Con dos individuos interactuando, hay grandes posibilidades de que sus ideales se enfrenten. Este hecho no instigará a un buen hombre a cortar tus alas, enjaularte y limitar tus horizontes. Un hombre que valora el crecimiento personal de su pareja participará activamente en la identificación de las capacidades de su pareja, la motivará e inspirará a alcanzar su cénit.

Nunca te dejará que te rindas hasta que hayas logrado lo que mereces y deseas.

3. Un buen hombre nunca invadirá tu espacio personal.

Toda relación saludable requiere tener un límite claro. Por muy conectado que esté con su pareja; hay ciertas cosas que son extremadamente personales.

Si su hombre está husmeando en un intento de invadir tu espacio personal, curioseando a través de tu teléfono, tu computadora portátil o tratando de iniciar sesión en tu cuenta de Facebook, Twitter u otras cuentas de redes sociales en tu ausencia, indudablemente está proyectando sus inseguridades.

Un buen hombre confiará en ti y respetará tu espacio personal y nunca estará dispuesto a cruzar esos límites.

4. Un buen hombre nunca abusará de ti.

El abuso en cualquier forma, ya sea física, emocional, sexual o verbal, hacia cualquier persona es un crimen horrible. Ningún organismo vivo merece ser tratado de una forma tan patética por nadie. El abuso no siempre será manifiesto o fácilmente reconocible. A menudo, el abuso es sutil y difícil de identificar.

Un buen hombre exuda integridad personal y nunca se rebajará a abusar de una mujer para ejercer control en la relación.

En lugar de utilizar técnicas de manipulación para moldear una relación a su favor, un buen hombre hará uso de su sentido racional y madurez emocional para manejar situaciones de crisis que puedan surgir en el curso de una relación.

5. Un buen hombre nunca te engañará.

El mundo crea innumerables oportunidades para ceder a la tentación de ser infiel. La controversia relacionada con que los hombres sean polígamos se debatirá eternamente, pero un hecho sigue siendo innegable: la monogamia es una elección personal y, literalmente, no hay nada físico que una a dos personas entre sí, sino solo una decisión.

Un buen hombre, que se ha comprometido con su pareja, se mantendrá alejado de la atracción superficial y nunca cederá a las tentaciones triviales. Se apegará a las promesas de amor que le hizo a su pareja.

6. Un buen hombre nunca ignorará tus preocupaciones.

Una relación tiene que pasar por muchas fases inevitablemente difíciles. Enfrentarán problemas juntos o individualmente que requerirán largas charlas para resolverlos.

Un buen hombre nunca evitará conflictos solo para no arruinar el día. Entiende la importancia de las conversaciones cara a cara para resolver los problemas.

Él presta atención a tus inquietudes, a las cosas que te están molestando y descubre la forma de solucionarlo. Realmente se esfuerza por mantener la relación a salvo.

7. Un buen hombre nunca te devaluará.

El valor es uno de los regalos más preciados que puedes darle a tu pareja. Toda persona merece sentirse digna.

Aunque la autoestima proviene de uno mismo, un buen hombre te valorará por lo que eres. Nunca te hará sentir incompetente, inútil, no deseada o no merecedora de su amor y atención.

Él te tendrá en alta estima; asegúrate de sentirte especial, mimada y comprendida en la relación. Al estar con un hombre así, te sentirás aceptada tal como eres y no específicamente por tus rasgos positivos.

8. Un buen hombre nunca te rendirá.

Sin embargo, por desafortunadas que sean las circunstancias, un buen hombre nunca se rendirá en la relación. Te atesorarán y caminarán una milla extra para rectificar todo lo que amenaza la relación.

Un buen hombre será paciente contigo, sostendrá la turbulencia contigo y se aferrará a ti durante los días de tormenta. Renunciar a ti para buscar una salida fácil no está en la mente de un buen hombre.

Lo que a menudo terminamos haciendo con la pequeña excusa de una relación es aferrarnos a los malos tratos y la negligencia simplemente porque no encontramos la salida. Otras veces ignoramos esas señales tan obvias solo para seguir arrastrando una relación muerta.